Transición al nuevo modelo de financiamiento y cuarta reposición aprobada por la Junta Directiva del Fondo Mundial

6. NEWS
3 Apr 2014
El debate resultó ser el más polémico en la reunión de la Junta Directiva, atrayendo la preocupación de varias delegaciones

PUNTO DE DECISIÓN: GF/B31/DP09

La Junta Directiva del Fondo Mundial ha aprobado un marco y plan de acción para la transición entre el enfoque de rondas y el nuevo modelo de financiamiento (NFM), con el objetivo de alinear los plazos del financiamiento de subvenciones con la reposición de los recursos del Fondo Mundial.

El objetivo de la transición es racionalizar los canales de financiamiento para que en el futuro, los países puedan presupuestar y planear más eficazmente con un desembolso único que concuerde con la duración de la subvención. Este es el núcleo de la filosofía de 'Inversión de impacto' promovida por el Fondo y será uno de los indicadores claves contra el cual se medirá el rendimiento.

Bajo el modelo basado en rondas, incorporado desde la creación del Fondo en 2002, las propuestas para el uso de los fondos se aprobaban por períodos de 5 o hasta 6 años, aunque el reabastecimiento de los recursos ocurría sólo durante períodos de tres años. Esta desconexión contribuyó a problemas a nivel de país, causando que algunos países que eran más capaces de absorber y programar el dinero obtuvieran recursos adicionales a expensas de otros con sistemas más débiles que a menudo tenían dificultades para absorber los fondos que recibieron.

De las conversaciones que Aidspan tuvo con representantes de la Junta Directiva y de la Secretaría se entiende que la nueva alineación de los plazos pretende ayudar a los países con la planificación y ejecución de las actividades a través de la respuesta a cada una de las tres enfermedades, así como para el fortalecimiento de los sistemas de salud.

Con un período de asignación por adelantado para cada ciclo de subvención, que debe seguir de cerca la conferencia de reabastecimiento para cada ciclo, los solicitantes se beneficiarán de una mayor previsibilidad en lo que pueden esperar recibir del Fondo y una mayor flexibilidad en cómo piensan gastarla.

Para los ciclos posteriores, es probable que sea menos complicado que durante la transición, ya que el proceso se ha complicado por los fondos existentes del enfoque de rondas anterior.

Aquí,el Comité de finanzas y rendimiento operacional (FOPC) ha recomendado que los fondos 'existentes' se agreguen a la 'asignación inicial': aquellos recursos que fueron comprometidos por los donantes en diciembre de 2013 durante la cuarta reposición.

La siguiente figura ilustra esta recomendación, la cual fue adoptada por la Junta Directiva.

La alineación del período de asignación con el ciclo de reabastecimiento también refleja la necesidad de la Secretaría para disminuir gradualmente la asignación a los países que han recibido más de lo que recibirán bajo los parámetros del NFM. Los parámetros del NFM intentan asegurar que los países con la mayor carga de enfermedad y la menor capacidad para pagar obtengan la mayor parte del dinero de los donantes. Este proceso de reducción escalonará la disminución de los recursos durante cuatro años.

Lo que empezó a echarse a bajo el tema para algunas delegaciones fue La recomendación del FOPC que los fondos asignados para el ciclo sean utilizados para apoyar el programa de cuatro años en lugar de tres años durante esta transición . La necesidad de ampliar el ciclo a cuatro años fue marcado por la Secretaría como respuesta al proceso de planificación y de diálogo que necesitará mayor involucramiento y será más exigente de lo que los países están acostumbrados. El desarrollo de la propuesta será más complejo en la medida en que los requisitos para la pre- nota conceptual /nota conceptual para los países son más comprehensivos que antes y requieren más datos de los equipos de país relativamente pequeños, según la Secretaría.

Sus preocupaciones, destacadas en una decisión hecha la delegación de las comunidades de abstenerse de la votación, estaban centradas alrededor de las implicaciones de extender las inversiones a largo plazo, lo cual podría limitar la efectividad e impacto de programas apoyados con recursos del Fondo Mundial. En un comunicado de prensa ampliamente diseminado, recibido por Aidspan, la Delegación expresó su preocupación acerca de cómo “los países podrían utilizar los recursos más allá de los servicios esenciales y las materias primas, lo que permite que se asignen recursos a las poblaciones y comunidades clave” con un largo período de aplicación.

En la promoción del período de tres años de aplicación, la Delegación dijo que los países podrían dedicar recursos “más allá de los servicios y productos esenciales”, sugiriendo que tales actividades serían imposibles dentro del período de cuatro años.

Las respuestas de la Secretaría destacaron que habría flexibilidad en el modelo de implementación, respondiendo a las fortalezas y capacidades demostradas por países individuales y su capacidad de absorber y eficazmente programar los fondos para lograr el máximo impacto. El equipo de gestión de subvenciones dentro de la Secretaría (o sólo la Secretaría) cree que de los cuatro años, muchos países pueden tomar uno para planificar y desarrollar una nota conceptual fuerte y ganar la aprobación y luego pueden utilizar tres años para informar sobre la subvención obtenida.

Share |